Portada

Laboratorio del Hospital San Fernando y su valioso aporte durante la contingencia sanitaria

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
La unidad ha modificado su forma de trabajo, además de realizar la gran gestión con las muestras de sospecha por COVID-19 que se derivan al Hospital Regional. 
 
La Unidad de Laboratorio de Hospital San Fernando se ha preparado a la par de otros servicios para afrontar de mejor manera la contingencia sanitaria por la pandemia COVID-19. Al reforzamiento en seguridad para sus funcionarios y funcionarias, han adoptado las medidas con el fin de entregar una atención fluida y de calidad, con los resguardos correspondientes.
 
Rolando Vidal, tecnólogo médico jefe de Laboratorio, entregó detalles al respecto “como medidas producto la contingencia, se implementó un sistema de cuarto turno para procesar las muestras de virus respiratorios y sospechas por casos de nuevo coronavirus. Además, para proteger a nuestros pacientes que consultan habitualmente en el sector de Toma de Muestra, se estableció que solo algunas patologías debían ser atendidas con el fin de disminuir el número de circulantes en el pasillo y recepción de la sala de espera; estamos atendiendo usuarios con Tratamiento Anticoagulante (TACO), pacientes con morbilidad crónica y algunos casos urgentes que si necesitan la realización de exámenes”.
 
Dentro del Laboratorio, se implementaron nuevas medidas de protección para todo el personal de salud, acordes a los lineamientos entregados por las autoridades sanitarias, “y esas medidas también son para funcionarios de otros servicios del hospital que entrega las muestras en nuestra unidad. Se creó una sección de “virus” independiente de las secciones habituales, donde se procesa y desarrolla el análisis de este tipo de muestras respiratorias, siguiendo todas las normativas de la OMS y del Instituto de Salud Pública (IPS). Se restringió el acceso a la unidad, para resguardar a los funcionarios tanto internos como externos”, agregó el profesional.
 
Sobre el examen confirmatorio de COVID-19
“El examen en sí no se realiza directamente en nuestro hospital. En un principio las muestras eran derivadas al Instituto de Salud Pública y a partir de la última semana de marzo, se derivan al Hospital Regional de Rancagua el que está autorizado por el ISP para realizar el examen confirmatorio de COVID-19. Nosotros como unidad somos los encargados de tomar la muestra, coordinar su entrega y posterior recuperación, de manera de tener en el menor tiempo posible la información para el médico y el paciente. Favorablemente se ha visto un menor tiempo en la entrega de los resultados al enviar la muestra al hospital regional, entre 12 a 14 horas”, manifestó Rolando Vidal. 
 
Independiente si el paciente es “sospecha” o “confirmación”, se aplican los protocolos correspondientes, “existen protocolos y flujogramas de cómo se trabaja la información en caso de sospechas. Como hospital tenemos un equipo multidisciplinario donde estamos tecnólogos médicos, enfermeras, médicos, con el asesoramiento de la SEREMI de Salud, con el objetivo de tomar todas las medidas necesarias en caso de confirmación de casos”.
 
Finalmente, la muestra que se envía al hospital regional, tiene todo un componente de seguridad en su traslado, “así es, viajan bajo estricto resguardo y bioseguridad; la muestra debe cumplir cierto criterio que permita llegar en la mejor condición al hospital rancagüino para su análisis y procesamiento”. 
 
 

Usuarios Online

Tenemos 430 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl